El 10 de abril, Viernes Santo y en mitad del confinamiento, nos levantamos con la triste noticia del fallecimiento de Miguel Caro, referente del movimiento vecinal en Logroño. Se fue en silencio, discretamente, como todo lo que hacía. Miguel representaba el compromiso vecinal y el de todo todos los logroñeses con su ciudad.

Siempre al pie del cañón, Miguel defendió los intereses de los barrios en los que vivió, trasladando al Ayuntamiento de Logroño sus necesidades y proponiendo iniciativas de manera colaborativa, tenaz y constante.

Hace más de cuarenta años, participó en la fundación de la Asociación de Lobete y actualmente era miembro de la Asociación de Vecinos de Yagüe ‘Fueclava’. También estuvo desde sus comienzos en la Federación de Asociaciones de Vecinos de La Rioja, de la que fue vicepresidente y precursor del ‘Día del Vecino’.

En el año 2017, Miguel fue distinguido con el título de “Vecino de honor” por su dedicación en los barrios y en hacer ciudad. Un premio desde el cariño de todas las asociaciones de vecinos de Logroño que recibió emocionado, agradecido y dedicó a todos sus compañeros.

Logroño ha perdido a una buena persona y gran luchador por mejorar la ciudad. Nosotros hemos perdido a un gran amigo y nos quedamos con su lección de trabajo y sacrificio altruista.

Desde esta líneas, enviamos todo nuestro cariño y afecto a su esposa Resu y a toda la familia.

Hasta siempre Miguelón. Siempre tendrás un sitio en nuestros corazones. Descansa en paz.

 

Fdo. Federación de Asociaciones de Vecinos de La Rioja